Galán trata de cerrar la polémica defendiendo la política de Rajoy

Galán trata de cerrar la polémica defendiendo la política de Rajoy
El presidente de Iberdrola dice que se malinterpretaron sus palabras sobre la españolidad del grupo y sobre el recorte de sus inversiones en el país a causa de la reforma eléctrica. “Me siento orgulloso de ser español”, dice, y “me duele cuando los analistas del sector eléctrico dicen cosas malas del marco regulatorio energético español”.
 
Iberdrola eligió Londres para presentar la semana pasada sus cuentas de 2013 y para una multitudinaria conferencia con analistas para desvelar los pilares de su plan estratégico para los próximos tres años. El presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, cargó allí contra la reforma eléctrica del Gobierno y responsabilizó a los recortes de la merma del beneficio del grupo tanto el año pasado como en los siguientes.
 
En el Gobierno y en algunas grandes empresas no sentaron bien las críticas de Iberdrola contra el marco regulatorio español y algunas de las declaraciones que las acompañaban, por resultar un golpe para la propia 'marca España'. La eléctrica reducía sus inversiones en España a 1.500 millones en los próximos tres años (un 15% del total previsto), esas inversiones correspondían al mínimo para garantizar el mantenimiento de las instalaciones y las redes ya en marcha. E incluso Galán llegó a apuntar que se concentraba la inversión en países con regulaciones "predecibles y estables" y que en Iberdrola "somos ya más británicos, mexicanos y brasileños que españoles".
 
Una confusión
 
El presidente de Iberdrola trata ahora de apagar la polémica y, en una entrevista en Onda Cero, ha declarado su orgullo de ser español, ha mostrado su respaldo a las políticas diseñadas por el Gobierno y ha achacado todo a que sus palabras se malinterpretaron. "Los 80 periodistas españoles que trajimos reflejaron bastante bien lo que se dijo. Yo creo que la confusión se ha producido a raíz de conclusiones extraídas por otros profesionales que no estaban presentes, que han podido sacar conclusiones erróneas o extrapolaciones", ha justificado Sánchez Galán. "Allí hablamos de Iberdrola no de España, hablamos de nuestro negocio. Lamento que se haya producido esa confusión".
 
El presidente de la eléctrica ha subrayado que la compañía tiene previsto invertir 1.500 millones en España hasta 2016. "No sé si hay muchas empresas las que lo hagan", ha apuntado Galán, quien, no obstante, ha reconocido que esa inversión "sólo se hará en el mantenimiento de las redes existentes porque como dice el ministro [de Industria, José Manuel Soria] sobran redes y sobra capacidad instalada, y, además, para las renovables, que ha sido nuestro principal factor de inversión estos años, existe una moratoria". El ejecutivo también ha destacado que Iberdrola ha invertido 22.000 millones en España en la última década: "No sé cuántas empresas lo han hecho".
 
La españolidad de Iberdrola
 
En torno a la polémica sobre la españolidad de la propia Iberdrola, Sánchez Galán no ha comentado sus palabras de la semana pasada y ha explicado que "ningún americano siente que General Electric no sea americana porque tenga gran parte de su negocio fuera de EEUU, ni que Toyota no sea japonesa porque tener el negocio fuera de Japón, o que Siemens es menos alemana".
 
"Uno de los grandes cambios que ha vivido España es tener grandes grupos empresariales que tienen gran parte de su negocio fuera del país, y eso es para hacernos sentir a todos orgullosos", ha indicado. "Un país necesita grandes grupos porque somos los principales embajadores de nuestro país. Yo estoy muy orgulloso de que España tenga grandes grupos".
 
Las reformas que España necesitaba
 
Sánchez Galán ha subrayado que en el último año ha participado continuamente en foros para defender la 'marca España' y para transmitir a los inversores el potencial de nuestra economía. "En el último año yo he ido a Londres o Nueva York a decir que en España se estaban haciendo las cosas bien y que salíamos de la crisis cuando pocos lo creían", ha indicado. "Creo que España es un gran país, un país de gente trabajadora, de gente honrada, en el que hay empresarios capaces, que en momentos difíciles nos crecemos, y en el que el Gobierno de Rajoy ha hecho reformas muy importantes, reformas que España necesitaba y que llevaba años sin hacerse".
 
"El año pasado cuando yo estaba defendiendo esto en Europa y EEUU decía que España es un país que merecía la pena y que las cosas iban a ir a mejor. Y les dije a los inversores que se dieran prisa de invertir aquí", ha apuntado Galán. "Decía que España es un país que merece la pena y lo seguiré diciendo; que en España se están haciendo reformas que hacían falta y que están dando resultados, lo he dicho y lo seguiré diciendo; que Rajoy tiene la gran virtud de aguantar cuando todo el mundo le pedía que pidiera el rescate, lo he dicho y lo seguiré diciendo. Y me alegro a tope de que las cosas vayan bien", ha sentenciado. "Me siento orgulloso de ser español".
 
La reforma eléctrica le costó a Iberdrola un impacto en sus cuentas de 800 millones de euros y la compañía prevé que el golpe será de 1.300 millones este ejercicio. El propio Sánchez Galán y otros ejecutivos de la compañía cargaron contra algunas de las medidas aprobadas por el Gobierno que más afectan al grupo y anunciaron acciones legales por su "dudosa legalidad". Hoy Galán no ha insistido esas críticas y se ha mostrado conciliador: "Me duele cuando los analistas del sector eléctrico dicen cosas malas del marco regulatorio energético español. Y las están diciendo".
 

Tarifas de Luz en los medios

comparador de tarifas eléctricas de España

Tarifas de Luz, el primer comparador de tarifas eléctricas de España, tuvo una buena acogida en los medios de comunicación. Prueba de ello son las frecuentes entrevistas realizados en varios programas de radio de la COPE como invitados asiduos.

Síguenos

Contacto

91 10 11 118

Horario:
Lunes a Jueves 9:30 a 14:00 y 16:00 a 19:30.
Viernes hasta las 14:00

[email protected]