Alertan de fraudes masivos por productos y servicios no contratados

Alertan de fraudes masivos por productos y servicios no contratados
«Solo reclamamos cuando nos duele el bolsillo», «por menos de 20 euros no reclama nadie». Lo repiten en las asociaciones de consumidores, que advierten de que no exigir que a uno le devuelvan lo que es suyo cuando se trata de pequeñas cantidades de dinero está dando pie a que empresas cobren de más por servicios y productos no contratados a sabiendas de que pocos van a pelear por sus euros.
 
Operadoras de telefonía, compañías de seguros o eléctricas se llevan la palma en esta estrategia cada vez más extendida y que los colectivos de usuarios califican de «fraudes masivos». Cobros por mensajes SMS Premium que el usuario no ha solicitado, incrementos en las facturas por un aumento de las coberturas del seguro de hogar sin el consentimiento del titular o por la inclusión de servicios extra de la compañía eléctrica que nunca han sido contratados son muy habituales, según las asociaciones de consumidores, que advierten de que se han disparado las reclamaciones y consultas por estos motivos y ya casi suponen la mitad de las que reciben en estos sectores. Y esto es sólo la punta del iceberg, ya que como recuerdan en Facua, la Unión de Consumidores (UCE-Málaga) o Al Andalus, no se suelen revisar las facturas cuando las cantidades a cobrar son similares a las del mes o el año pasado.
 
En el caso de los mensajes SMS Premium existen foros de afectados en Internet en los que narran la odisea que atraviesan desde que deciden presentar una reclamación. Normalmente lo hacen cuando notan un incremento de la factura del teléfono móvil durante varios meses consecutivos. Al revisarlas observan que se les ha cobrado por varios mensajes de texto que no solicitaron o que ni siquiera les llegaron, como explica la responsable en Málaga de la Asociación de Consumidores Al Andalus, Teresa Martín de la Hinojosa, que detalla que suele tratarse de SMS de concursos de televisión o de publicidad. Estos cobros también pueden llegar tras descargar un antivirus de Internet o llamar a un teléfono por una oferta laboral, como le pasó a José María Ramírez.
 
Este malagueño se interesó por un puesto de trabajo para el que había que llamar a un número con prefijo de tarificación especial. Ahí le dieron de alta, sin saberlo, en un servicio de mensajería SMS Premium por el que ha pagado más de 90 euros en tres meses por mensajes cuyo coste asciende a 1,20 euros cada uno, según le explicaron en su compañía telefónica, que se desentendió del asunto. «Suelen argumentar que el servicio lo presta otra empresa y que no pueden hacer nada», señala Martín de la Hinojosa, que recuerda que las compañías de teléfono «tienen la obligación de proteger a sus clientes de estos cobros», pero como mucho lo que hacen es bloquear la entrada de estos mensajes a posteriori una vez que el usuario reclama.
 
Sin posibilidad de arbitraje
 
El primer consejo es no abonar la parte correspondiente a esos mensajes y presentar una reclamación a la operadora. Si la respuesta no es satisfactoria, las asociaciones de consumidores recomiendan informar a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y, en última instancia, acudir a los tribunales. La alternativa a los juzgados es el arbitraje, pero hay operadoras que han excluido las reclamaciones por este tema de los asuntos por los que se adhieren a este sistema. Al reclamar cantidades inferiores a 2.000 euros no hay que pagar tasas judiciales ni existe obligación de ir con abogado o procurador, como explica Martín de la Hinojosa, que señala que actualmente la mitad de las consultas que recibe Al Andalus son por este motivo. Para evitar sustos, recomienda solicitar a las operadoras el bloqueo de estos mensajes de forma preventiva.
 
Cristina Burgos, responsable del área de formación de UCE-Málaga, advierte de que estos cobros indebidos también son frecuentes en los seguros de hogar. «Van metiendo conceptos o ampliando coberturas sin que el titular lo haya decidido en ningún momento, pero al tratarse de pocos euros la gente no se da cuenta y no reclama», explica al tiempo que critica el «conformismo» de los usuarios y alerta de «la mala costumbre» de no revisar las facturas, «y menos ahora que muchas no llegan en papel, sino por Internet». «Tenemos que cambiar el chip», dice.
 
En Facua, el cobro de llamadas no realizadas, de productos no contratados y de mensajes no solicitados son los principales motivos de las consultas y reclamaciones que reciben relacionadas con las telecomunicaciones, según señala, José Luis Sánchez, portavoz en Málaga, que advierte de que hay eléctricas que ofrecen descuentos en el mercado libre, pero luego cobran servicios extra «que encarecen la factura hasta un 16%».
 

Tarifas de Luz en los medios

comparador de tarifas eléctricas de España

Tarifas de Luz, el primer comparador de tarifas eléctricas de España, tuvo una buena acogida en los medios de comunicación. Prueba de ello son las frecuentes entrevistas realizados en varios programas de radio de la COPE como invitados asiduos.

Síguenos

Contacto

91 10 11 118

Horario:
Lunes a Jueves 9:30 a 14:00 y 16:00 a 19:30.
Viernes hasta las 14:00

[email protected]